Testimonio de Voluntariado EVS de Ismael el Kosovo

Hace unos pocos años, cuando vivía en una gran ciudad, me sentía feliz e incluso orgulloso de esta situación. Pensaba que una vida en el medio rural era la imagen misma del aburrimiento. Ahora que llevo casi tres meses viviendo en las montañas de Kosovo, veo lo equivocado que estaba. No recuerdo un periodo tan rico en experiencias durante toda mi existencia como este corto periodo viviendo en el minúsculo pueblo de Bozevce.  Mientras estés en la ciudad, podrás ir a tantos pubs, teatros, tiendas y restaurantes como desees, pero nunca encontrarás por mucho que los busques las flores floreciendo las frutas madurar, el sonido del viento o el trinar de un pájaro.

Muy pocos de mis amigos y parientes cercanos realmente entendieron mi decisión de realizar un voluntariado. ¿Por qué trabajar si no es por dinero?, ¿por qué hacerlo en un campo no relacionado con mis estudios?, ¿por qué retrasar mi carrera?, ¿por qué viajar tan lejos cuando no te encuentras de vacaciones o de negocios?

Entonces solo pude responder que uno no debería ofrecerse como voluntario por razones egoístas; que no somos nosotros sino las personas y los ideales a los que servimos lo que es importante. Pero, si eso no fuera lo suficientemente convincente, ahora podría ir más allá y agregar que el voluntariado me ha enseñado de forma gratuita muchas cosas que la universidad ha sido incapaz; o que desde que soy voluntario he estado en más lugares, he conocido a más personas y he sido testigo de los momentos más maravillosos que en todos los viajes que he realizado en mi vida.

Por supuesto, no deberíamos hacer lo correcto sólo porque nos sentiremos bien después, ni deberíamos evitar cometer errores únicamente por temor a la pena, pero, no obstante, es cierto, que una conciencia limpia es la almohada más suave, Puedo decir que duermo más tranquilo aquí que cuando trabajaba para obtener buenas calificaciones o para ahorrar para realizar viajes de placer.

Después de eso, la gente plantearía la pregunta un poco más difícil: ¿y por qué en Kosovo ?, porque para la mayoría de nosotros, incluido yo mismo, ese nombre solo me recordó vagos recuerdos de una guerra distante, que nos fue transmitida por televisión. Pero aunque todavía hay conflicto y pobreza en esta tierra, esas palabras no significan lo mismo para mí ahora, que vivo aquí.

Hoy, serbios, albaneses, romaníes y otras naciones pueblan este país, y la triste realidad es que todos tienden a desconfiar entre sí. ¿Y qué? Para mí, esta es solo la oportunidad de ayudar y conocer y amar a personas de orígenes muy diversos, quizás empujándolos a superar algunos de sus prejuicios hacia los extraños. También es innegable que Kosovo es uno de los países más pobres de Europa. ¿Y qué? Ciertamente podemos conformarnos con menos medios que en Occidente, solo tenemos que gastar menos y reflexionar más sobre cuáles de nuestras necesidades son reales y cuáles de nuestras cosas podríamos prescindir.”

En resumen: no dejes que tus miedos te desanimen a ser voluntario. No sólo porque las cosas generalmente no son tan malas como imaginamos, sino especialmente porque el bien que has hecho en este mundo es la única cosa que nada ni nadie te puede quitar

Más información sobre el trabajo de GAIA http://www.gaiakosovo.org

Si te gustaría saber más sobre el Cuerpo Europeo de la Solidaridad https://www.all2help.org/evs-servicio-de-voluntariado-europeo-erasmusplus/ o contáctanos  https://www.all2help.org/contacto/

2020-02-16T21:04:48+00:00 16/02/2020|Testimonios|0 Comentarios

Escribe un Comentario