Mi primer mes como voluntaria del Cuerpo Europeo de la Solidaridad

Testimonio de Lucía realizando un voluntariado gracias al Cuerpo Europeo de la Solidaridad en Cerdeña

  1. Yo llegué aquí el 15 de enero, la semana que viene hará un mes que estoy aquí.
  2. Tengo muchísimas expectativas puestas en esta experiencia, os podéis hacer una idea: conocer gente de todo el mundo, culturas y comidas nuevas, aprender idiomas, y sobre todo el hecho de poder trabajar en este proyecto, con la buena gente de la que estoy rodeada.
  3. Hablo del proyecto porque al final, cuando te vas fuera para trabajar de voluntario, en realidad tú eres el que va a causar un impacto en mucha gente, vas a cambiar vidas y, al mismo tiempo, ello te cambiará a ti la vida para siempre.
  4. Desde mi llegada he vivido ya varias experiencias, algunas de las cuáles os mostraremos. También os recuerdo que podéis visitar nuestro blog de vez en cuando, procuramos compartir en ello la mayoría de nuestras vivencias. El blog es muy interesante y también podéis practicar en ello rumano, alemán y español, pero sobre todo inglés.
  5. Antes de comenzar, me gustaría también recordaros que detrás de cada uno de este tipo de proyectos de movilidad siempre hay personas detrás, pero no personas cualquiera, normalmente siempre hay personas dispuestas a TODO por ayudar.
  6. Para reflejar esto, yo puedo hablaros en primera persona de mis vivencias. En primer lugar estuve de erasmus estudios en Portugal, también fui completamente sola sin conocer a nadie. Y bueno, fue una experiencia diferente a la que estoy viviendo en este voluntariado. Pero, lo más importante, las personas con las que tienes que tratar (aquellas que están en relaciones internacionales en tu universidad, tanto en la de tu país como en el país de destino) son siempre gente con ganas de ayudar, para todo: papeleos, dudas (todo tipo de dudas), no importa la cantidad de veces que preguntes las cosas que siempre te responderán con una sonrisa, es impresionante…
  7. Pero aquí, a diferencia de mi anterior erasmus, me siento desde el primer día parte de algo más grande. Parte de una familia, desde el mismo primer día.
  8. Una movilidad en otro país siempre cambiará tu visión del mundo. Todo el mundo debería tener la experiencia de vivir en otro país alguna vez. Vivir en un ambiente completamente nuevo, tener que adaptarte y hacer nuevos amigos, que son muy diferentes a ti, resolver dificultades por ti mismo y ver otra realidad, que cuando no salimos de nuestra ciudad o barrio la visión que podemos tener del mundo seguro que está llena de estereotipos o clichés (Por ejemplo: en España toros, fiesta, siesta y ¡Olé!, en Italia: ¿Solo se come pasta?, tenéis un lenguaje de signos que solo entendéis vosotros…) Pero, desafortunadamente, también existen un montón de prejuicios que se convierten el racismo por culpa del desconocimiento o por lo que nos llega por la televisión… Es un mal innecesario que tenemos que combatir, sobre todos nuestras generaciones, que tenemos tantas oportunidades de irnos fuera.
  9. Una de las mayores verdades que existen en este mundo es que, por más que nos empeñemos en creernos diferentes o en ver diferentes a otras personas, la realidad es que, hablemos el idioma que hablemos, amamos igual, nos preocupan los mismos problemas, sufrimos de la misma forma… Y es que, somos más parecidos de lo que creemos, las fronteras no son un límite y, a nivel empresarial es algo de lo que cada día nos damos más cuenta. Si no decidme, ¿Cuánta ropa lleváis puesta encima que sea solamente de Italia?
  10. No, no hay fronteras, es una lección muy importante que todos debemos aprender, y qué mejor manera de hacerlo que con un apoyo financiero tan grande como es el de la UE y de toda la gente que se mueve por estos mismos objetivos.
2019-05-07T08:39:47+00:00 12/02/2019|Noticias|0 Comentarios

Escribe un Comentario