Almazán se internacionaliza con la presencia durante medio año de tres jóvenes voluntarias europeas

Las jóvenes francesas Briegenn Quemener y Zenab Kazi y la inglesa residente en Francia Laura Hutton están viviendo en Almazán una experiencia de voluntariado que dio comienzo el pasado 5 de febrero y que terminará el próximo mes de agosto. Durante estos seis meses, estas tres jóvenes se integrarán en la vida adnamantina gracias a una beca Erasmus Plus dentro del Programa Europeo de Educación, Formación, Juventud y Deporte, que abarca desde 2014 hasta 2020.

Hace unos meses, la empresa encargada de estas becas en España, All2help, se puso en contacto con el Ayuntamiento de Almazán para ver si estaba interesado en esta posibilidad. El alcalde de la villa, José Antonio de Miguel, reconocía esta mañana que desde el primer momento vieron que era algo que encajaba en la filosofía, las posibilidades y las infraestructuras de la localidad, con lo que rápidamente iniciaron los trámites para concurrir a esta beca. Todas las personas que accedan a ella tienen pagado el transporte desde su localidad de origen hasta su localidad de voluntariado, el alojamiento y la comida durante el tiempo que dure la beca. Además, reciben entre 100 y 200 euros, dependiendo de los países.

En la presentación de esta iniciativa también ha estado la responsable de la empresa All2help, Paulina Pastor, quien ha recordado las dos únicas condiciones para acceder a estas becas de voluntariado: tener entre 18 y 30 años y ser nativo o residente en uno de los países de la UE. Los voluntariados deben hacerse necesariamente dentro de esta misma Unión Europea, pero nunca en el país del solicitante.

De Miguel ha mostrado su deseo de que esta idea se repita no solo en el futuro en Almazán, sino de que los jóvenes sorianos puedan acceder a ella para vivir en otros países realizando una labor de voluntariado con todos los gastos cubiertos.

Por lo que se refiere a las tres jóvenes ‘adnamantinas’, su hogar durante estos seis meses es la residencia de Nuestra Señora de Guadalupe. Como parte de su voluntariado, por las mañanas colaboran en la propia residencia con las actividades de terapia ocupacional para los mayores. De Miguel ha reconocido que la presencia de Hutton, Quemener y Kazi ha ayudado a alegrar la vida de los ancianos durante este tiempo en el que están allí.

Otras partes de su voluntariado consisten en acompañar a profesores de inglés y de francés tanto en la Escuela de Adultos y en la Escuela Oficial de Idiomas como en el IES Gaya Nuño. También han colaborado ya en la organización del Carnaval y con la Asociación Parchís, y probablemente lo hagan también en la ya inminente Feria. Además, hoy mismo han propuesto al Ayuntamiento una actividad para limpiar el Parque del Cinto junto a los alumnos del instituto, según ha explicado Hutton, quien ha hecho de portavoz de las tres voluntarias. También están organizando una actividad intergeneracional entre los ancianos de la residencia y los jóvenes de Almazán.

Hutton ha asegurado que la experiencia está siendo muy positiva porque “Almazán es un pueblo muy bonito, con gente muy amigable”. Además del bagaje de crecimiento que suponen este tipo de experiencias, otras contraprestaciones para las tres jóvenes, facilitadas por el Ayuntamiento, son el acceso libre a las instalaciones deportivas y clases de español gratuitas.

Fuente:http://www.desdesoria.es/almazan-se-internacionaliza-con-la-presencia-durante-medio-ano-de-tres-jovenes-voluntarias-europeas/

2018-03-27T17:15:01+00:00 27/03/2018|Noticias|0 Comentarios

Escribe un Comentario